Logo

¿Cambiará el COVID-19 la industria del lifestyle?

Publicado por el 13/04/2020 en Artículos

Es muy probable que la ‘simple’ decisión de cómo gestionar esta crisis marque un punto de inflexión para muchos proyectos. 2020 empezó a postularse como el año en el que el slow fashion se consolidaría y el branding y las lineas de producto de muchos proyectos -sobretodo los medianos y pequeños, que son los que promueven el cambio- harían lo propio.

Este ‘nuevo lifestyle’ es cada vez más global y está liderado por la preocupación climática transmitida en los comportamientos de consumo. Pero, ante la caída del consumo y la merma de la capacidad adquisitiva provocada por una recesión económica, ¿se podrá consolidar esta tendencia? ¿O caerá el consumidor en la económica solución del fast fashion?

De la misma manera que ha sido difícil poder predecir la que nos venía encima y absolutamente todos hemos infravalorado en una primera instancia la magnitud del problema, vemos a muchos proyectos gestionando la crisis con branding, dando un paso adelante (¿o hacia atrás?), llenos de solidaridad, para poner su grano de arena y unir fuerzas frente al COVID-19.

Pero, como en toda crisis, nos encontramos con mucho oportunismo del que sacar el mayor beneficio posible. A pesar de ello, podríamos confirmar que en marzo y abrilel branding está siendo el king’.

Dadas las dos maneras de gestionar una crisis, sumarse a la solidaridad y apostar por el branding o intentar ser oportunista y sucumbir ante la presión de la incertidumbre (y tratar de llenar las huchas de tesorería just in case) con campañas agresivas de venta y Mid Season Sales: ¿qué es mejor? La primera de por sí, valga la redundancia del significado, tiene mejor marketing ahora.

Es momento de fidelizar, dicen muchos expertos. Momento de mostrar el lado humano de los proyectos en un tiempo en el que el consumo y la incertidumbre del mercado no pasan su mejor momento.

¿Oportunismo también? Oportunismo lo es todo. Nada deja indiferente a nadie, de una manera u otra. Vienen aguas revueltas, de eso nadie duda, y la postura estratégica que como players adoptemos en este juego de cartas nos va a posicionar. Todavía no sabemos si nos puede ayudar o nos puede perjudicar, ya que empieza la partida de nuevo. En esta se acumulan puntos de partidas anteriores: tu pasado influye y de nada sirve jugar la carta de fidelizar y de hacer branding si nunca has apostado por ello.

Este bache económico no solo consiste en sobrevivir, sino en no debilitarse más que los demás, para que cuando pase no estemos más lejos del consumidor que nuestra competencia. Sí, vienen momentos en los que todos somos competencia a nivel de presupuesto. Con esto nos referimos a que pese a vender en ’empresa A’ un producto distinto de ’empresa B’, si el consumidor X compra el producto de A, quizá se quede sin dinero para comprar el producto de B. Pero gracias a una buena estrategia digital, quizá B consiga llegar antes que A.

El e-commerce está siendo la salida de muchos proyectos a esta crisis. Su consumidor está rompiendo barreras psicológicas y seguramente la penetración del comercio electrónico en este año doble en tendencias de crecimiento al 2019 (aunque sea gracias al repunte del comercio electrónico de bienes de primera necesidad). ¿Veremos una nueva época dorada del marketing digital? ¿Se convencerán muchos proyectos de que la digitalización es inevitable? 

En recesión, medir cada céntimo de inversión y optimizarlo -sea branding o sea a performance- va a ser importantísimo. Gracias al digital, muchos proyectos podrán gozar de inmediatez en la implementación de estrategias en un entorno muy cambiante y consecución de ventas a corto plazo (cash). Con ello, obtendrán capacidad de financiación al crecimiento en un momento en el que la agilidad en las decisiones dará puntos de vida en la partida.

Del ‘branding is king’ pasaremos al ‘cash is king’. Y con este rey por bandera: ¿Cambiará la industria del lifestyle? Dependerá de nosotros, si como consumidores seguimos apoyando el cambio. Si no, la nueva partida será en ‘modo survival’.

 

Ale Gómez-L.

Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso