Logo

Conversaciones: Karl Kani

Publicado por el 21/01/2020 en Entrevistas

 

Aaliyah. Snoop Dogg. Biggie Smalls. Tupac. Es difícil nombrar una leyenda del hip hop de los 80 y 90 que no haya recurrido en un momento u otro a las icónicas prendas de la firma estadounidense Karl Kani. Creada por el joven diseñador costarricense Carl Williams en Brooklyn, la marca saltó rápidamente a la fama por sus cortes relajados únicos y por ser pionera en ofrecer los icónicos jeans holgados, los Karl Kani Jeans.

Hace poco, tuvimos la oportunidad de acompañar al legendario diseñador y a su equipo en su parada del tour europeo en Madrid y, de paso, le hicimos unas preguntas sobre su trayectoria y su visión. 

 

 

Tu lema siempre ha sido preguntarte a ti mismo “¿Puedo hacerlo? ¿Puedo construir un imperio de la moda?”. Carl, ¿has conseguido tu sueño?

No. Siento que si mentalmente me digo a mí mismo que he conseguido todo lo que quería, me frenaría a la hora de hacerme más grande. Hay mucho que todavía no he conseguido. Mira a compañías como Ralph Lauren Polo, empezaron en 1967, un año antes de que yo naciera, y a día de hoy siguen creciendo, expandiéndose y haciéndose cada vez más grandes; por eso todavía nos queda mucho trabajo por hacer. He oído que hay vida en Marte, y mi problema es que mi ropa no está en Marte aún.

 

Querías ser el Ralph Lauren de las calles y, 30 años más tarde, tu marca está presente en 25 países. ¿Qué se siente al haber empezado en Brooklyn y estar hoy en Madrid hablando sobre Karl Kani?

Un sentimiento de humildad. A veces las mejores cosas de la vida son gratis. Y digo esto porque Karl Kani empezó conmigo pensando que podía hacer esto, conmigo sin miedo, pensando que no había nada que no pudiera hacer. Solo imagina si todo el mundo fuera capaz de convertir sus ideas y pensamientos en una realidad; yo manifesté mis pensamientos en el futuro y todo lo que quería se ha materializado ahora en una realidad.

 

“He oído que hay vida en Marte, y mi problema es que mi ropa no está en Marte aún”.

 

 

Entonces, ¿cuál es tu próximo paso?

Queremos expandirnos, queremos dominación internacional, queremos ser grandes como Nike o adidas, y todavía nos queda mucho trabajo para ello. Queremos seguir trabajando en línea con el hip hop para crecer, para expandir nuestros ingresos, seguir abriendo flagship stores en países diferentes. Simplemente controlar nuestro destino.

 

Old School Vs New School. Desde 2Pac, Notorious Big o Aaliyah hasta A$AP Rocky, Ariana Grande o Rita Ora. ¿Cómo ha evolucionado el hip hop y cómo ha influenciado esto tus diseños?

El hip hop es totalmente mainstream ahora, ha cruzado cada área colaborativa, cada frontera. Nos encanta explorar las nuevas tendencias, aunque mi preferencia es el old school, esa es la cultura con la que he crecido y todavía tengo un enfoque old school a la hora de crear. La música new school es hit, está muy bien, puedes encontrar toda clase de estilos y estéticas, pero ahora el juego es diferente y tienes que intentar entender constantemente en qué consiste; qué está llevando cada artista, etc. Lo bueno es que hay una influencia enorme de los 90 en todo lo que se está haciendo ahora.

 

 

Con la irrupción de Internet, la industria de la moda está cambiando día a día, así como los consumidores y sus gustos. Aunque Karl Kani mantiene la esencia de los 90 intacta, ¿cómo consigue adaptar aquellos años a nuestros días?

No voy a decir que para nosotros es fácil pero, muchas de la cosas que ves en la moda a día de hoy, nosotros ya las hicimos en el pasado. Estamos reciclando muchos colores y detalles en la ropa que lanzamos. Sabemos que lo oversize está de vuelta, y ese es nuestro “sweet spot”: hacer ropa oversize. Lo que hacemos es añadirle un pequeño giro; sabemos que a algunos chavales les gusta llevar partes de arriba oversize con partes de abajo ajustadas, así que intentamos hacer una especie de mix and match.

 

“Miramos nuestra línea, miramos a Aaliyah y nos preguntamos: “¿se pondría esto Aaliyah?”. Si ella lo llevaría, entonces es algo que deberíamos sacar. Lo simplifica mucho todo a la hora de saber qué dirección tomar”.

 

 

Tu marca es un claro ejemplo de “Straight from the bottom”. ¿A qué nivel crees que has conseguido ser un modelo a seguir para una generación?

Es el espíritu de Kani. Siempre digo que solo necesitas ver a una persona de éxito que se parezca a ti y con la que te sientas identificado para tener éxito en cualquier escenario. Te hace pensar que, si él puede hacerlo, tú también puedes. Hoy en día hay muchos chavales jóvenes que simplemente dicen “quiero ser diseñador de moda”. Antes, jamás pensábamos que pudiéramos hacerlo realmente, pensábamos que solo podíamos ser consumidores. Ahora es una realidad, los chavales de la calle pueden crear algo y ponerle su propio nombre. Así que ese es el espíritu, es lo que queríamos hacer y lo que estamos haciendo. Y seguiremos haciéndolo.

 

¿Es más fácil actualmente?

Absolutamente, no tengo ninguna duda. Las puertas se han roto, especialmente con el poder de Internet, las redes sociales e Instagram. Puedes hacerte famoso de la noche a la mañana y hacerte viral, y ahí empiezan a pasar cosas de verdad. Para la gente es complicado entender que antes no había Facebook, Twitter o Instagram. Si queríamos algo, teníamos que meternos en medio del ajetreo de la calle, subirnos en el coche e ir a cada estado, a los institutos, a los clubs. Así que sí, las cosas son mucho más fáciles ahora.

 

 

Hace unos meses colaboraste con la firma parisina Études. ¿Cómo surgió todo?

Uno de los dueños me mandó un email. Me dijo que le encantaba lo que hacía, que le encantaba la marca y que le encantaría hacer una colaboración conmigo. Yo estaba en plan, “vaya, a mí también me encanta lo que haces”. Le respeto porque él sabía perfectamente que la cultura de los 90 está de vuelta, y podría simplemente haber desarrollado esos colores por sí mismo, pero acudió al streetwear original para hacerlo juntos. Tienes que respetar el diseño, eso es así.

 

 

“No voy a decir que para nosotros es fácil pero, muchas de la cosas que ves en la moda a día de hoy, nosotros ya las hicimos en el pasado. Estamos reciclando muchos colores y detalles en la ropa que lanzamos”.

 

 

¿Crees que la asociación con Études fue fruto del momento que estamos viviendo en el que el lujo y las calles se están fusionando cada vez más?

Absolutamente. Puedes verlo en las pasarelas, en todas ellas la cultura de los 90 está de vuelta, y los diseñadores más importantes quieren pasarse al street. Tenemos que tener eso en mente y entender que el futuro será para el mercado del street.

 

¿Es este el camino de colaboraciones que tomará Karl Kani?

Por supuesto. Pero queremos hacer las colaboraciones correctas con las marcas adecuadas. Me hace sentir que también puede abrir nuevos caminos y mercados para nosotros. Études fue una de ellas, porque nos abrió el mercado de la moda de gama alta. Así que queremos ver qué pasa.

 

 

Si hay algo que ha caracterizado a Karl Kani, es que lleváis mucho tiempo considerando y empoderando a la mujer a través de vuestras colecciones y colaboraciones. ¿Por qué ha sido esto importante para tu marca?

Porque en los 90 no teníamos una colección para mujer. Las chicas vestían las prendas que diseñábamos para hombre, y me decían “nos encanta lo que haces, pero queremos nuestra propia ropa”. Para mí fue muy inspirador empezar a crear colecciones para mujer, por ello hicimos un par de colaboraciones con Teyana Taylor. En parte, ella fue quien lanzó por primera vez lo que estamos diseñando para mujer a día de hoy. También fue muy importante e inspiradora Aaliyah. Utilizó ropa de Karl Kani para la cover de su álbum Age Ain’t Nothing But a Number y, aunque era ropa de hombre, su sentido de la moda es algo que influencia nuestros diseños ahora. Lo hace más fácil para nosotros, porque miramos nuestra línea, miramos a Aaliyah y nos preguntamos: “¿se pondría esto Aaliyah?”. Si ella lo llevaría, entonces es algo que deberíamos sacar. Lo simplifica mucho todo a la hora de saber qué dirección tomar.

 

“Es un negocio muy duro. Te querrá, te odiará, te comerá entero. Te hará todas esas cosas, y luego te volverá a querer. Te querrá más que te comerá, pero igualmente siento que tiene que haber verdadera pasión detrás. Tienes que estar dispuesto a morir mentalmente por este negocio, y poner ese sentimiento en tu trabajo”.

 

 

Desde el principio, Karl Kani ha sido un gran apoyo para la comunidad afroamericana. ¿Cómo estás viviendo la situación actual en Norte América?

Creo que con él es lo que es, creo que es el blacklash de Obama, y creo que hemos salido de situaciones peores que Trump. Será una vieja noticia en un minuto. Cuando suceden estas cosas debes ser fuerte, mantenerte unido, y creo que la mayoría de la gente no cae en todo esto. Por supuesto, siempre hay gente que está metida de lleno en todo el asunto racial. Pero es algo que está muy agotado. El hip hop es capaz de cruzar cada barrera, cada línea de color. Una vez que Trump esté fuera de la oficina, las cosas se calmarán. Solo está tratando de encontrar una manera de mantener su nombre en la boca de la gente, y se está divirtiendo haciéndolo. Hay gente que simplemente no se preocupa por lo mal que hables de ellos, y él es uno. Es por ello que debemos ignorarle; si caes en su discurso, caerás en sus claims.

 

Volvemos a echar la vista atrás. ¿Qué le dirías ahora al Karl que empezó su propia marca en el ‘89?

Le diría: “buen trabajo joven. Sigue intentándolo, sigue trabajando duro. Nunca pierdas lo que te mueve, nunca pierdas tu energía”. Eso es lo que me mantiene en activo a día de hoy.

 

 

Para terminar, ¿qué le dirías a aquellos jóvenes talentos que están intentando hacerse un hueco en la industria?

Les diría que creyeran en sí mismos y que no se metieran en este negocio para conseguir gratificación instantánea en Instagram. Es un negocio muy duro. Te querrá, te odiará, te comerá entero. Te hará todas esas cosas, y luego te volverá a querer. Te querrá más que te comerá, pero igualmente siento que tiene que haber verdadera pasión detrás. Tienes que estar dispuesto a morir mentalmente por este negocio, y poner ese sentimiento en tu trabajo. Les diría que, una vez que se metan en ello, se metan profundamente y se preparen para la guerra; este negocio es una guerra mental.

 

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso