Logo

El Juego del Calamar: polémicas y por qué Netlix es el Hot Dog de las series

Publicado por el 05/10/2021 en Lifestyle

 

El juego del calamar es el fenómeno Netflix del momento. Es la serie coreana producida por Netflix de la que todo el mundo está hablando y que la propia plataforma prevé que pueda convertirse en su serie más vista. No hace falta más que ver todos los memes en redes creados a raíz de su lanzamiento.

El creador, guionista y director de El juego del calamar o Squid Game, Hwang Dong-hyuk llevaba con esta historia entre manos desde hace más de 10 años, y él mismo analiza el éxito de su serie de esta manera: “El juego del calamar cuenta con juegos de supervivencia, pero en realidad va sobre gente. No lleva mucho tiempo al público entender las reglas de los juegos, lo que les deja margen para seguir las emociones de los personajes que están jugando. Otras series similares siguen la historia de un héroe solucionando puzles para convertirse en el ganador, pero esta serie es la historia de perdedores. No hay ganadores o genios, solamente una persona que da todos los pasos adelante con la ayuda de otros”.

 

 

Desde el estreno de la serie, las comparaciones que han surgido al respecto han sido múltiples (¿Otra vez la misma hostoria?). Se compara con tramas como la de Battle Royale, Alice in Borderland o Los Juegos del Hambre.

La serie también ha ido acompañada de varias polémicas En primer lugar, el uso en la serie de un número de teléfono real, que aparece en las tarjetas de invitación al juego y que ha provocado que el caso llegue ser juzgado por vulneración de la protección de datos. Tan polémico ha sido, que Huh Kyung-young, del Partido Revolucionario Nacional de Corea del Sur, publicó en redes que estaría dispuesto a pagar 100 millones de wones por el número, que equivale a unos 85.000 dólares.

 

 

En segundo lugar, Netflix ha tenido que incluir una advertencia al principio de su cuarto capítulo por contener una escena con un efecto estroboscópico que puede afectar a los espectadores sensibles a la luz y multiplica las posibilidades de sufrir un ataque epiléptico. Y por último, el Estado de Corea del Sur ha emitido una demanda a Netflix por el efecto de uso excesivo de Internet que la serie está causando sobre sus habitantes, considerando que la plataforma de streaming debería pagar una tasa como ya lo hacen otras plataformas como Amazon, Apple o Facebook.

 

 

¿Segunda temporada? Dong-hyuk ha dejado claro que una segunda temporada no es prioridad para él. Pero sabemos que Netflix moverá todos los hilos para seguir exprimiendo el éxito de El juego del calamar, por lo que casi afirmaríamos que lo que es una duda es la fecha para una segunda temporada.

 

 

Como opinión personal de la serie, diré que la trama me parece muy muy buena. También la ejecución y la fotografía con colores espectaculares. Pero a partir del quinto capítulo, empieza el declive. Cuando introducen a los “VIP” la serie empieza a desvanecerse, el guion comienza a ser lamentable y simplemente continuas viéndola por el efecto Netflix.

El cine coreano y la manera de representar la miseria, con contrastes de humor y desgarro es destacable, ya lo vimos en la archiconocida Parásitos (2019) y otras películas como Shoplifters (2018).

Referenciando al beef de Residente de hace unos días con J Balvin y las nominaciones a los Latin Grammys, Netflix se consolida como el Hot Dog de la producción de series. Aquí estaremos para seguir comiéndolas pero seamos claros, no es la mejor serie del mundo, ni todo lo que podría haber sido.

 

 

Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso