Logo

#Stayathome by Lidia Caro

Publicado por el 23/03/2020 en Selection

¡Hola! Soy Lidia Caro, periodista y humano que no para demasiado en el mismo lado, un rasgo incompatible con la situación. De entrada el confinamiento impuesto me parecía una distopía en la que había caído por algún tipo de error cósmico, vaya trabajo hercúleo. Pero los días van pasando y de momento, no hay que lamentar grandes daños.

En 25 Gramos me han pedido mis armas para vencer el encierro. Para mí, la más mortífera es la lectura. Borges decía que leía por la pura emoción estética que le ofrecía, pasando de reviews y análisis. Mis libros para estos días: todo los títulos publicados en España de Vivian Gornick: Apegos feroces, La mujer singular y la ciudad y Mirarse de frente. Desde el Bronx hasta el presente con una prosa ácida en la que se mezcla el ensayo ágil, la literatura del yo, el periodismo y el feminismo en Estados Unidos.

En terreno de las novelas gráficas, he vuelto a releer/ojear Berlín, la trilogía de Jason Lutes que se pasea por la República de Weimar. Tres volúmenes dibujados con un trazo impoluto y en riguroso blanco y negro. Al autor le llevó 22 años acabarla, en comparación, una cuarentena es nada.

Otra tanta de libros que van de tres en tres: los del historiador y escritor israelí Yuval Noah Harari. Sapiens: De animales a dioses; Homo Deus, breve historia del mañana y 21 lecciones para el siglo XXI, que lo tengo pendiente. Tres tomos de ensayo que se leen sin caer en la cuenta de que se está leyendo. Un repaso a la historia de la humanidad y un par de predicciones sobre lo que está por llegar.

En esta primera semana de encerrona me he atrapado mucho con el ambient. Suenan en repeat varios discos del pionero de este género en Japón: Hiroshi Yoshimura. Ha salido reeditado Green, un discazo delicado y elegante, incluso alegre, publicado originalmente en 1986. De la década anterior se reproduce también en bucle Zuckerzeit de Cluster, lanzado en 1974. He aquí de los mejores trabajos de krautrock de todos los tiempos. Sin irme de los años 70, pero cambiando radicalmente de localización y de mood, el Journey in Satchidananda de Alice Coltrane. Apacigua a la fieras.

De este año suena el segundo LP de Agaist All Logic; Workaround de Beatrice Dillon, Have We Met de Destroyer y We’re New Again: A Reimagining by Makaya McCraven, una movida experimental del baterista Makaya McCraven sobre el último álbum de Gil Scott-Heron.

Algo de audiovisual: El hoyo. Obvio que es una de las películas españolas más potentes de los últimos meses. Si has tenido que luchar por un muslo de pollo en el supermercado te reirás. También mirarás con otros ojos a tus compañeros de piso.

 

Estas semanas extrañas –y siempre–, ¡salud y cultura!    

Lidia Caro

Sé el primero en comentar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso