Logo

#Stayathome by Marta Aguilar

Publicado por el 30/03/2020 en #StayAtHomeSelection

Día 17 de confinamiento. Mi casa sigue pareciéndome un lugar inofensivo y bastante agradable.

Unas 400 horas. Dicho así suena abrumador. Pero no es mi intención engañar a nadie. A pesar de que el motivo que nos impide salir a la calle es una auténtica tragedia -y probablemente la crisis más grande que va a vivir nuestra generación- mi aislamiento no lo es para nada. Esa parte de mi que agradece la soledad está eclipsando a la que no puede estar quieta, y lo estoy disfrutando. Y es que en mi caso, gracias a este necesario e impuesto encierro, estoy experimento una nueva e irónica libertad. Ahora que vivimos de puertas para dentro, las reglas han dejado de existir. Y ahora que nadie me ve, se desarrollan también otras rutinas que pensaba que no iban conmigo o que tenía olvidadas. La primera semana fue hasta emocionante lo de quedarse en casa, a modo de prueba y reto personal. A día 17, me aburre con gran intensidad el color de las paredes y empiezo a echar de menos con fuerza a algunos seres humanos. Aun así, intento tomármelo como un retiro social necesario. A veces el silencio es todo un alivio. Pero estas últimas 400 horas también lo he roto gustosamente de la siguiente manera:

Música
Sin necesidad de cascos, Radio Relativa me ha acompañado casi todos los días desde que todo esto empezó. Con mención especial a la sesión de mi amigo Enrique que se estrenó en la radio con María Tenor, sobre espacios sonoros y demás experimentos: Aether – espacio interior (sesión de nombre bastante visionario). Algo que marida muy bien con esta desintoxicación social es la mezcla entre la melancolía de Olafur Arnalds y cualquier canción de BADBADNOTGOOD en aleatorio. Del primero, estos días suena Island Songs (2016), sobre el viaje del compositor por su Islandia natal. Siete canciones en siete localidades de pequeños pueblos con varios músicos locales. Cuando necesito darle a pause a mi enclaustramiento tan relajador, y recordar que antes de esto hubo un mundo exterior en el que bailaba, se hacía tarde y nos abrazábamos, pongo La Femme, a caballo entre el rock psicodélico y el new wave. Subo el volumen y grito ‘Mais où va le monde?’, como pregunta retórica.

 

Audiovisual
Intentando no dejarme absorber mucho por pantallas, ya que estando encerrada es difícil huir de ellas, he vuelto a visitar algunas películas y documentales que me parecían acertados para este momento. Empecé por Siete años en el Tibet, y seguí con el documental 100 años de Soledad de Gerardo Olivares y José Díaz. Ambas ayudan a ver algo de profundidad en estos días raros. Volví a ver Okja y creo que estaré de nuevo un largo periodo sin probar la carne. Y tengo pendiente El Hoyo, que espero que no deje muchos efectos secundarios sumado a los propios de esta cuarentena.

 

Lecturas
Mi lectura favorita de estos días viene de una de mis revistas predilectas: Apartamento Magazine. Me permite entrar en casas ajenas y explorar nuevas realidades espaciales y temporales en mi cabeza. Las revistas y la maquetación son algunas de mis grandes pasiones. El interiorismo es uno de mis recientes nuevos hobbies, y mezclado con contenido editorial, se convierte en mi mejor pasatiempo. También he sacado el tiempo por fin de terminar Killing Commendatore, de Murakami, uno de mis escritores favoritos, en una versión en inglés que incluía los dos tomos en uno solo. Y ahora tengo tres en mi mesilla que voy alternando: On photography de Susan Sontag, Orlando de Virgina Woolf, y Atrapa el Pez Dorado de David Lynch.

No se cuáles serán las secuelas de este experimento social, pero hasta entonces os deseo: mucha comida rica, salud, y curiosidad infinita para alimentar la paciencia.

Marta Aguilar

Mostrar 1 comentario

1 comentario

  • Avatar Mia says:

    Creo que no puedo estar mas de acuerdo, al igual que tu y muchos otros/as estamos encontrándonos a nosotros mismos y ese tiempo para cuidarnos y escucharnos.
    Animo pronto volveremos a abrazarnos
    Mia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso