ChicaGang son una de las figuras más importantes de la escena urbana joven de los últimos años. 

Alba y Rocío mantienen una conversación con Silvia Bianchi sobre la escena musical actual, el talento joven que está encontrando nuevos caminos para crecer y la importancia de construir espacios seguros.

¿Cómo os tomáis la vuelta a los escenarios y los eventos musicales? ¿Cómo es vuestra “nueva normalidad” ideal? ¿Ha cambiado algo en vuestra forma de pensar en la música?

Nos hacía bastante falta esta vuelta, nos da la sensación de que casi todo el mundo vuelve con las pilas cargadas y que vienen cosas muy interesantes en los próximos meses, es como un cambio de paradigma. Después de todo lo que ha pasado hasta ahora no tenemos todavía una idea clara de lo que sería la nueva normalidad “ideal”, sencillamente que sigan saliendo cosas que tengan sentido y de las que podamos disfrutar, y que podamos seguir construyendo y creando esos espacios tan necesarios en los que estábamos trabajando todes antes de la pandemia.

Lo que hemos vivido nos ha hecho parar a pensar en las cosas que queremos hacer y por qué las hacemos. Darle dos vueltas a las cosas y pensar qué nos pueden aportar, tanto a nosotras como al mundo que nos rodea, es algo muy importante.

 

¿Cómo creéis que ha cambiado en estos últimos años el impacto de la música en la sociedad? ¿Creéis que la polarización ha afectado también la música?

Creemos que ha cambiado drásticamente, por un lado para mejor, ya que la música se ha convertido en algo bastante más democrático y artistas que antes nos era más difícil conocer sin un gran equipo y herramientas detrás, ahora han podido florecer y destacar mostrando su visión al mundo.

Por otro lado, tras la pandemia nos hemos dado cuenta de la necesidad de colectivizarnos, posicionarnos, y luchar por nuestros espacios y derechos. Claramente esta situación nos ha dejado a todas en situaciones difíciles, muchos colectivos han desaparecido y muchos artistas han tenido que dejar la música, mientras que muchas partes de la industria musical se han enriquecido más que nunca.

Hemos sufrido una dispersión de todo aquello que se estaba cociendo y que iba a ser tan beneficioso para la escena local, y no solo no hemos visto un interés por la unión entre personas que trabajamos en la música, sino que además hemos observado como se ha optado por el individualismo frente a la unión colectiva en la mayoría de los casos.

 

Hay cada vez más colectivos que trabajan para hacer que el mundo de la música sea más igualitario y justo. ¿Qué habéis aprendido estando en un colectivo?

Trabajar en colectivo ha sido un aprendizaje muy valioso, no solo entre nosotras mismas si no con otras muchas personas que nos han ayudado y con las que hemos creado una red sana y de la que todos podemos salir ganando.

Sin duda lo que un colectivo aporta a nivel personal es impagable, y trabajar mano a mano con otras compañeras por un mismo motivo y objetivo, es no solo muy enriquecedor si no también muy bonito.

No es lo mismo pasarlo mal sola que en colectivo, no es lo mismo luchar sola que acompañada, y sobre todo, entre bailar solas o con compañía…

 

¿Cómo os imagináis que puede evolucionar la escena?

Esperamos que todos los artistas emergentes que hemos conocido durante la pandemia, y que si no fuera por internet y este momento de pausa en el que todos los artistas y actores de la industria musical se han encontrado con los medios parecidos, sigan teniendo espacios para desarrollar su arte, así como plataformas que les apoyen y oportunidades IRL que sirvan para convertir en profesionales proyectos más ‘rookies’.

 

¿Qué consejo darías a una artista que está empezando? ¿Cuáles son los obstáculos con los que se puede encontrar?

Trabajar con gente que quiera lo mejor para ti y a la que le puedas pedir ayuda, no meterte prisa y hacer las cosas respetando tus límites y siguiendo tus propios valores e ideas. Que nadie esté haciendo lo que tú crees que es lo correcto no significa que no debas seguir tu propio camino. Hay que tener mucha confianza en tu propio proyecto y nunca olvidar que tu visión es algo único, no hay nadie como tú, no pierdas el tiempo comparándote con nadie.

 

¿Qué opináis de TikTok y su relación con la música? ¿Tiene un efecto efímero en la popularidad de los artistas, generando “one-hit-wonder” o artistas con un sólo hit?

A día de hoy es una forma muy buena de darte a conocer, están saliendo muchos artistas más ‘rookies’ que están haciéndose virales en TikTok y de ahí pasan a que la gente les escuche y empiecen a seguirles como artistas.

TikTok ayuda a artistas pequeños como Pinkpantheress o LVL1 (que amamos) a viralizarse totalmente y tener millones de escuchas con los mínimos medios, por lo que creemos que es muy beneficioso en ese sentido.

 

@fvcklvl1##music ##single ##fyp ##fypシ ##lentejas ##viral ##pop ##fashion ##lgbt ##queer ##bi ##hot ##fun ##mv ##follow ##parati ##paratii ##spanish ##andalucia♬ original sound – LVL1

Pero es cierto que a la vez crea una necesidad de inmediatez que consideramos puede perjudicar mucho a la música, y sobre todo a los artistas, ya que exige una capacidad de producción brutal que, sobre todo, si eres una artista emergente, te puede parecer inalcanzable.

 

¿Cuáles son vuestras referentes en la industria musical? ¿Cuál es la clave? ¿Hay algún proyecto que os haya inspirado?

Para nosotras conocer proyectos como Valle Eléctrico y creativas como tú, nuestra querida Silvia Bianchi, fue vital para empezar con el nuestro. Es cierto que la principal razón del nacimiento de CHICA fue la falta de referentes, sentíamos que no existía todavía un espacio donde ver a las mujeres y personas LGTB y tomarlas como referente, por eso intentamos crear nuestra pequeña aportación.

La clave es sentirte cómodo con lo que haces y hacer lo que funciona para ti. Sin duda también rodearte de personas que quieren lo mejor para ti o para tu proyecto, y no tener miedo a conocer a otros artistas y personas que creas que puedan enriquecer tu proyecto, ya que esto crea unas redes de apoyo y trabajo que benefician a todas las implicadas.

 

¿Algún concierto o evento al que le tengáis especial ganas?

Nuestra fiesta de CHICA en la Sala Siroco el 31 de octubre. Es la primera que hacemos después de dos años y no podemos más de las ganas, y el festival de Boiler Room en Barcelona, que es la segunda Boiler que hacemos y nos hace muchísima ilusión. Además tuvimos la oportunidad de crear uno de los line-ups de la fiesta del viernes mano a mano con el equipo de Boiler Room, lo que hace la ocasión más especial todavía.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CHICA (@chicagang)

 

¿Algún proyecto ajeno y emergente que nos queráis recomendar?

En Madrid amamos Culpa, Mxricxs, DDDJ club (un colectivo nacido de los talleres de BAM BAM de La Casa Encendida). La verdad es que para nosotras todos los proyectos que han surgido de los talleres de BAM BAM nos emocionan y llenan de orgullo. Desde ellas, hasta proyectos artísticos como el de Juguete, Amore o Irenegarry nos hacen flipar bastante de la capacidad que tenemos cuando nos unimos y compartimos herramientas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CHICA (@chicagang)