Hemos tenido el placer de hablar con el carismático Colm Dillane, fundador de KidSuper, una de las marcas con más proyección en el sector y cuyo 2021 ya está dejando entrever el futuro tan brillante que le espera a la firma. Uno de los hitos de su año ha sido la colaboración con PUMA, que recoge perfectamente la esencia KidSuper en todas las piezas de la colección, desde las sneakers -con siluetas completamente nuevas- hasta los coloridos anoraks con ilustraciones del propio Colm.

En una conexión vía Zoom Madrid-Nueva York, charlamos -en castellano, inglés y una mezcla de ambos- sobre el inicio de la marca, el partnership con PUMA, sus locuras en redes sociales y su relación con Neymar.

Nos gustaría saber de dónde vienes y cómo empezaste a interesarte por el fútbol, la moda y la cultura urbana.

Mi madre es de Madrid y mi padre es irlandés. Cuando yo era pequeño me gustaba estar todo el día por ahí, y el fútbol era el deporte que se jugaba aquí en Europa. Por circunstancias cambiamos mucho de lugar de residencia y cada vez que vivía en una ciudad nueva, me apuntaba a un equipo de fútbol, por lo que ha sido mi primer contacto con cada sitio en el que he vivido y la forma de la que he conocido a muchísimos de mis amigos. Podemos decir que el fútbol siempre ha estado ahí de forma constante.

Cuando empecé a diseñar ropa en la universidad, ya en Nueva York, mi objetivo era incorporar códigos del fútbol todo lo que pudiera. Lo que es genial de PUMA es que tiene el legado de haber vestido a Maradona, Pelé o Cruyff, por lo que cuando me contactaron por primera vez, pensé que lo más interesante era diseñar algo relacionado con este deporte.

¿Dónde estabas hace 5 años?

Pues en realidad estaba haciendo cosas muy parecidas a las que hago ahora. Mi visión y mis metas eran las mismas, sólo que estaba en un escalón inferior. Mucha gente me preguntaba al respecto y yo les decía “quiero hacer esto mismo pero en un nivel superior”. Diseñaba ropa, hacía proyectos relacionados con el cine, trataba de conseguir colaboraciones con otras marcas… la única diferencia es que nadie prestaba atención.

¿Cómo empezó KidSuper?

A los 17 años yo vivía en Brasil, donde jugaba a fútbol. Entrenaba por la mañana y tenía el resto del día libre, por lo que me puse a diseñar y dibujar en esas horas muertas. En el fútbol era bueno, pero tampoco tenía la calidad suficiente para dedicarme a ello profesionalmente, así que -aunque me costó- lo dejé de lado y me dediqué a mi vertiente más artística.

Ahí se comenzó a gestar KidSuper, aunque hasta varios años después no se podía considerar una marca. Ahora que la cosa va bien, tengo 28 y todavía estoy a tiempo de dedicarme al fútbol. Yo creo que PUMA debería patrocinarme y ponerme un entrenador personal durante un año para luego intentarlo en algún equipo de Tercera División y poder cumplir mi sueño jajaja.

Debe ser un honor trabajar con una marca como PUMA. ¿Cómo fue el primer contacto entre ambos?

Fue por mensaje directo de Instagram, lo cual es bastante gracioso. Recuerdo estar una vez en un evento en Ámsterdam con gente que trabajaba para diferentes marcas, a los que les dije que me gustaría colaborar con cualquiera de ellas. Pasó un año hasta que me contactaron desde PUMA, a quien planteé que si nos embarcábamos en el proyecto era para hacerlo ‘de 10’. Yo quería que fuera global, hacer partícipes a los embajadores de marca, diseñar mi propia bota de fútbol, unos dibujos animados… y a ellos les pareció perfecto.

Lo que más me motivó es que nos dejaron total libertad para diseñar. La colección anterior fue maravillosa y en esta, para el calzado, PUMA nos dio únicamente la suela. A partir de ahí podíamos hacer lo que quisiéramos con la parte superior, cosa que una marca no suele ofrecer. Hay otras colaboraciones en las que una compañía aporta una silueta concreta a la que se le cambian los colores y materiales, así que imagínate lo emocionados que estábamos.

¿Cómo habéis hecho para darle un toque fresco a la colección y a la vez mantener la herencia de más de 70 años de historia de PUMA?

Queríamos mantener elementos clásicos de PUMA combinados con nuestro estilo. Uno de los puntos fuertes de esta colaboración es que nosotros estábamos entusiasmados de ser partícipes. Hay ocasiones en las que ambas partes buscan hacerlo y quitárselo de en medio lo más rápido posible.

Para nosotros fue la primera vez que nos embarcábamos en un proyecto de este tipo, por lo que nos tomamos todo el tiempo del mundo en hacer las cosas bien. Lo que te digo, muchas veces se hace de forma rápida para tener el producto en el mercado cuanto antes, y cuando eso pasa, se nota.

Entonces este proyecto lo habéis enfocado como vuestra oportunidad para mostrar al mundo lo que es KidSuper.

Sí, ha sido una gran oportunidad, pero desde antes de empezar ya estábamos pensando en más grande todavía. Si esto la rompe podremos hacer una cancha de fútbol KidSuper y después podremos trabajar con Neymar o perfiles del estilo.

Planteé a PUMA un millón de ideas para extender la colaboración en todas las direcciones posibles.

Seguro que agradecieron esa frescura.

Yo creo que sí. Pienso que les gustó la pasión que teníamos por PUMA, la energía con la que encaramos la colaboración desde el minuto 1 y las ganas de realizar proyectos conjuntos más allá de esta colección.

¿Cuáles son tus piezas favoritas de la próxima colección?

Las Mirage MOX son mis favoritas. El colorway me parece único, el bordado en el lateral más de lo mismo y la lengüeta me parece más que interesante. No es una sneaker extravagante que nadie puede vestir y pienso que todo el mundo puede ponérsela.

¡Y el anorak con mi dibujo en el centro! No soy capaz de salir a la calle y que no me paren 10 veces.

¿Y qué te dicen cuando te paran?

Que les flipa, que dónde lo he pillado, que cómo lo he hecho… Mi madre suele ponerse también esta ropa y a ella también le preguntan. Es una señora mayor que lleva ropa super colorida y llama la atención. Cuando hablamos por teléfono me cuenta las veces que le han preguntado por la ropa ese día.

¿Cómo es que embajadores de PUMA como Neymar vistan tu ropa?

A ver, yo soy el mayor fan del fútbol que hay. Más de lo que te puedes imaginar. Que Neymar se ponga ropa de KidSuper es una locura. O sea, ‘Ney’ y yo tenemos la misma edad, así que he visto su crecimiento mano a mano.

Él lleva siendo famoso desde que tenía como 13 años, yo siempre he jugado a fútbol y verle con mi ropa es… a ver, hay como 10 personas en el mundo que me gustaría que vistieran de KidSuper y él es uno de ellos.

La forma en la que veo mi marca es un poco a lo “si llevas KidSuper ya somos amigos”, así que de alguna forma Neymar y yo somos colegas, sólo que aún no nos hemos conocido. Se rompió el hielo entre nosotros el día que se puso mi ropa.

Le puedes enviar un DM por Instagram…

Ufff, me daría mucha vergüenza que viera todos los mensajes que le he enviado ya durante años desde que soy fan suyo.

O sea que te ha ghosteado desde hace 10 años…

Sí, la de veces que le habré hablado por mensaje diciéndole “te quiero bro, eres un crack”, jajaja.

Vemos que tú llevas personalmente la cuenta de Instagram de KidSuper, en la que subes desde las nuevas colecciones y lookbooks a vídeos tuyos patinando sobre hielo completamente desnudo. ¿Cómo de importante es para ti mostrar quién está detrás de la marca e interactuar con el público?

Creo que es fundamental. La marca respira una energía y transmite unos vibes que creo que no hay otra opción que mostrar mi persona y ser auténticamente yo, cosa que hago con gusto. Sería bastante extraño tener la identidad de marca que tenemos y que yo fuera tímido, reservado y que no mostrase quien soy.

Creo que no sólo es bueno para la marca, sino que la propia identidad de KidSuper me empuja a ser así, y bueno… me divierto, ¿sabes? Hay mucha gente que es super seria con sus marcas, pero yo me lo paso bien. Por ejemplo el vídeo patinando sobre hielo desnudo… para mí era en plan: no os olvidéis que me gusta hacer tonterías y pasármelo bien.

Lo que más me gusta es que puedo subir imágenes de la París Fashion Week que comparten feed con mis movidas personales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de KidSuper (@kidsuper)

 

Esto va muy en línea con lo que has comentado antes, cuando dices que “si llevas KidSuper eres mi amigo”

Justo. Así la gente entiende muy bien lo que es la marca. Además, cuando empecé, la única forma de diferenciarme de las grandes corporaciones era ser transparente. Este tipo de compañías no pueden hacerlo y yo puedo aprovecharlo para que desde KidSuper nos diferenciemos, diciendo “mira, este soy yo y esta es mi marca, sé parte de esto y crece junto a nosotros”.

 

La colección SS21 PUMA x KidSuper Studios estará disponible a partir del día 13 de marzo en tiendas PUMA y en la tienda online de la marca.