Hablamos con Alemán de música, zapatillas y salud mental

 

Erick Raúl Alemán Ramírez (Los Cabos, México, 1990), más conocido simplemente como Alemán, es uno de los raperos de habla hispana del momento. Con unas referencias que provienen del rap más puro, el mexicano ha explorado la combinación de este estilo con todo tipo de sonidos.

Mediodía allá, ya de noche aquí, Erick nos atiende desde su apartamento en México en la que entablamos una conversación muy amena vía Zoom.

 

 

Vemos que tu tema “Relojito” está grabado en un psiquiátrico. ¿Qué quieres transmitir a tu público con esa canción y con ese video que es tan crudo?

Pues para empezar siempre he tenido como un trip con el tiempo. El clic-clac del reloj siempre se me ha hecho como algo que no lo ves pero que rige el universo, rige todas las cosas que que pueden existir.

A partir de ahí, esta canción surge como un reclamo, como una molestia de que yo estoy salvado por el hip pop. Yo estoy en una posición donde la gente me tiene viviendo de esta manera. Regreso al barrio y mis amigos me siguen diciendo “no voy a ir a esa fiesta porque se me va acabar el dinero”, “no voy a ir contigo a comer porque no me alcanza”. Esto empezó como un reclamo, porque no todos podemos estar bien, porque la situación aquí en México es así. 

Cuando me mandan la canción de Relojito, ya me la mandan con las voces como de un loco. Inmediatamente me transporto a mí a un relojero loco en un manicomio. Me dió la inspiración total el beat, que es de Phul King Fu, que es de acá de México y le doy las gracias por ese beatsote que tenía ahí guardado. 

De ahí empezó la inspiración. También quería hacer un tema diferente, que no fuera como lo que venía haciendo, más de fiesta. Toda la música está enfocada al amor, a la fiesta, al estar bien. Yo quería hacer un tema más duro, un rap más puro. Como mucho tiempo ha sido utilizado el rap, como esa voz del pueblo, voz de convocatoria. Vamos a dejar de hacernos los locos un rato y vamos a usar bien el poder de la palabra

 

¿A mostrar un poco la realidad también?

Exacto. Y yo creo que le dimos ahí en el clavo con el visual por parte de Groovy Chaos, que es una productora con la que vengo ya trabajando dos vídeos. Ellos son los mismos que me hicieron el vídeo de Mi Tío Snoop. Quedé bien contento con el trabajo e hice buen match con el productor. Yo creo que eso fue importante porque le doy estas ideas locas y me las regresan al 200%.  

 

Al hilo de la canción, te quería preguntar sobre la salud mental. ¿Cómo de importante es para ti, cómo quieres expresarlo en tus letras?

Sí, de hecho esta canción surgió de un momento de ansiedad total para mí. Estar encerrado en casa y experimentar esta ansiedad de sentir que te vas a morir. De hecho, empezó también esta canción respecto a eso. A veces de estar pensando todo el tiempo te vuelves loco con tus propios pensamientos.

Llega un momento en la vida en que ya no es fácil ni siquiera despertar. Estás dormido y está todo bien, pero despiertas y empiezas otra vez a pensar, empiezas a desesperarte. Tienes que aprender hasta a eso, a vivir

Aquí en México el cuidado de la salud mental no está fomentado para nada. Tener un problema mental es a lo “ese wey está loco”. Quería hacer hincapié un poquito en esto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ✞El Alemán✞ (@mxalemanmx)

 

¿En qué gastaste tu primer cheque?

Estas son las preguntas que me gusta leer, jajaja. Fíjate que me acuerdo. Fue en un festival, se llamaba el Festival Ceremonia aquí en México. Yo me había ganado mi dinerito, que sería por el show de 2000 pesos a 3000 pesos, que en dólares son de 100$ a 150$.

Y mi primer buen cheque fueron 40.000 pesos, que son 2000$. Nunca me había comprado unos Jordan, porque no me iba a comprar unos tenis que valieran 4000 pesos. No podía ser, con eso podría vivir todo una quincena.

Nunca me atreví, pero con ese cheque fui, con todo el gusto del mundo, a comprarme las Jordan 3. Era el conmemorativo a las elecciones de Estados Unidos, tenían los colores de la bandera.

Me acuerdo que todavía cuando los pagué pensaba “estoy pagando tanto”. Pero en ese momento fue como que no dolió, lo pago, me lo merezco

 

¿Una prenda que vestirías todos los días?

Pues yo creo que sería la playera que tengo de de mi marca, de hip hop deporte, que fue también lo que me sacó adelante en tiempos donde no tenía ni para comer. Esa playera es un T, todo negro, que tiene un recuadro que es como el de las ligas del béisbol pero en este caso era un monito con un micrófono. Simbolizaba como la liga del rap.

Lo hice y se vendió muchísimo, cualquiera que hiciera hip hop quería tener la playera de la liga del hip hop. Yo creo que me la pondría por lo que representa, por lo que me dio y hasta la fecha me sigue dando. Tengo mi marca y ese modelo se sigue vendiendo. 

O la de mi equipo de fútbol, que es el Cruz Azul jajaja

 

¿Consideras que llevas una vida de Rockstar?

A veces sí. A veces sí he dicho “eso está muy rockstar”. Es que yo vengo de bien abajo, del barrio. Ahora tengo una mejor calidad de vida y muy bien pero por ejemplo cuando llegué a Las Vegas que iba a ser la entrega de los Grammys hace dos años.

Llego a las Vegas al Cosmopolitan, el mejor hotel de Las Vegas, y llego a la suite. Ahí en ese momento dije “soy un rockstar”. Me salí al balcón en boxers

Pero siempre me manejo como tranqui, normal. Soy una persona que también le gusta ahorrar, ahorro mucho dinero, invierto mucho. Casi todo lo que gano me lo gasto en mis vídeos. me complace gastármelo en mis videos. 

Por ejemplo hace poquito me fui de vacaciones. Me fui a Puerto Escondido, Oaxaca, acá en México. Una semanita por ahí, a un hotel bonito, a la orilla de la playa. Esos momentos son los que dices “soy un rockstar”

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ✞El Alemán✞ (@mxalemanmx)

 

¿Quién ha sido tu referente musical?

Han sido varios. Para no decir solo uno yo diría que toda la ola del WestCoast, todo esto habla de los noventas, de Snoop Dogg, 2pac, todo lo que hizo Dr. Dre… El disco Dr. Dre de 2001. Ese disco fue el cambio mi vida hermano.

Yo escuchaba rap, en ese momento yo escuchaba hasta Violadores del Verso, Rapsusklei, El Chojin, Nach… Estaba escuchando este rap tan puro que era barras, libreta, rimas, vocabulario. 

Entonces llega este disco del 2001 que fue con el hicieron el Open Smoke Tour, era todo un show. Llega ese rap y me cambia la cabeza. La mentalidad era de que el rap debe ser así puro, mantenerse en el barrio. Y dije “esto es el rap para disfrutar, para bailar”. Me cambió la mentalidad total, yo tenía 11 años.

 

Me hablas de Snoop Dogg y aquí en España mucha gente te conoció a raíz de de “Mi Tío Snoop” y  te quería preguntar cómo surgió, cómo comenzó todo.

Pues mi equipo de trabajo se puso en contacto con el equipo de Snoop Dogg. Ellos son con los que se concreta. Fue algo que al principio no creía posible pero lo creí posible cuando a mí me dijeron que el equipo de Snoop Dogg hacía dos años estaba buscando colaborar con artistas latinos

Entonces ya fue como que ya no tuve miedo yo de hacer la propuesta. Y ahí empezó el primer contacto. Y yo creo que fue importantísimo justo eso, tener a la gente indicada, que ya teníamos el contacto. Y también que parte del equipo de Snoop Dogg es de Mex y yo creo que eso también influyó mucho

Yo que ya cuando escucho el tema, que era un tributo, la idea también que teníamos para el vídeo y todo. Y si, súper súper emocionado y contento porque es algo impresionante para mí, es un sueño hecho realidad. Y un paso importante también y grande para toda la industria del rap en México. Ya introducirnos ahí, meternos al game