¿Es posible alinear intereses y profesión? Hablamos con Marta y Mireia de Zinkproject

 

Marta Queiruga y Mireia Campos son dos perfiles muy híbridos y freelance que detectaron que el mundo avanza más rápido que la formación y decidieron crear el curso New Born Account Manager en ZINKPROJECT, la primera escuela de creatividad publicitaria que se creó en España (ahora con sedes en Madrid y Valencia).

El curso, online y presencial, pretende crear nuevos perfiles 360º, capaces de derribar esos estereotipos anticuados y sin sentido que la industria ha otorgado todo este tiempo al perfil de Account Manager.

 

 

¿Cuándo os comenzáis a interesar por la publicidad? ¿Cuál es vuestra trayectoria?

Marta: Es algo que siempre ha ido conmigo. De pequeña me entretenía asignando anuncios a mi familia. También jugaba a crear mi propia revista y cuando me hice más mayor me interesé por el mundo de los castings y por lo que hoy se entiende como “curación de talento”. Todo ello hizo que me decantara por el Grado de Publicidad y RRPP, carrera que terminé en Groningen (Holanda).

A continuación recibí una beca para cursar Creatividad Publicitaria en Zinkproject, donde me formé como redactora publicitaria. Al terminar, decidí escaparme a aprender inglés. Éste fue un punto de inflexión donde descubrí que la creatividad es algo que está en ti y que puede (y debe) estar presente en todo lo que hagas, y decidí aplicarlo en mi skill principal, la comunicación.

Tras esa etapa, me mudé a Barcelona y trabajé como Asistente de Marketing en una de mis marcas favoritas: Converse. Descubriendo que lo mío era una mezcla entre comunicación y PR. Desde entonces, he trabajado en Etnia Barcelona o Metal Magazine, entre otras. A finales de 2019, al volver a Madrid, decidí subirme a la montaña rusa de “ser freelance”, lo cual me permite aplicar todo lo que he aprendido trabajando en diferentes ámbitos de la industria. Trabajo como Project Manager y consultora de comunicación y PR para diferentes agencias. Además de desarrollar proyectos personales acompañada de personas con mis mismas ganas y valores, algo que siempre había querido hacer.

 

Mireia: En mi caso, no fue una opción que reflexioné mucho. Me dejé llevar, sin más. Era el paso natural entre querer estudiar Bellas Artes y explorar la creatividad desde una disciplina que me pudiese abrir más puertas (a priori). Estudié Publicidad y Relaciones Públicas en la UJI. Pero antes de terminar la carrera ya me había cansado de ella, aproveché una beca y me fui a Argentina para cursar asignaturas de realización audiovisual. 

Desde entonces, ha sido una búsqueda constante para vincular mis intereses personales con los profesionales. Tengo un máster en dirección de arte y he pasado por Ogilvy o J.W.Thompson como redactora creativa (sí, no es incompatible).

 

 

En 2017 decidí buscarme a mí misma siendo freelance. Y qué gran acierto. He descubierto que todos mis intereses y todas mis inquietudes pueden confluir de una forma sana y natural. Ahora combino la dirección creativa con la consultoría creativa de marca, me adentro en proyectos de diferente índole pero con un nexo en común: creo en ellos. Ahora ya no tengo que trabajar para una multi cuyos valores chocan frontalmente con los míos y en mi cartera de clientes están desde un PlayGround hasta el lanzamiento de una artista musical, pasando por una productora creativa. Parte de todo ello puede verse en Mireia Fields.

 

¿Cuáles son los proyectos profesionales y personales que ocupan vuestro tiempo actualmente?

Mireia: Me gusta que preguntéis por personas. 🙂 Actualmente, colaboro y tengo proyectos en marcha con mujeres increíbles. Todas ellas de disciplinas diferentes, con el aprendizaje que eso supone para mí. Mi sed de dirección creativa queda saciada con Arlet Kuns en ISSA TANDEM. Somos un tándem especializado en moda, lifestyle y música dentro y fuera de nuestras fronteras. En 2020 pasamos una temporada en Los Ángeles y ahora estamos a punto de cerrar un proyecto que supondrá un antes y un después en nuestra carrera.  

Y, por supuesto, disfruto cada día junto a Marta llevando la dirección del curso New Born Account Manager en Zinkproject, repensado y curateado por las dos. La escuela ya contaba con un curso de Account Manager, pero era necesario actualizarlo y que respondiese a las necesidades de las nuevas generaciones.

 

 

Marta: Haciendo hincapié en lo que dice Mireia sobre ‘las personas’, esa fue la premisa por la que decidimos meternos en el mundo de la formación. El coaching y nutrirnos de talento (tanto emergente como senior) hace que este proyecto surja y fluya de una manera natural y orgánica. Fichamos el talento que nos inspira a nosotras y del que hemos aprendido durante nuestra trayectoria, aportando también nuestra visión personal. 

También abrazo muy fuerte y colaboro llevando la comunicación en el proyecto de unos amigos: Cold Flowers Cartel, una marca de accesorios de streetwear que acabamos de lanzar y que esperamos que nos dé muchas alegrías en el futuro. Además de compaginarlo con la coordinación del posicionamiento de Amazon Prime Student en España y otros proyectos relacionados con comunicación publicitaria.

 

¿En qué sentido se diferencian y complementan vuestros dos perfiles?

Marta: Cuando conocí a Mireia y tuve la oportunidad de incluirla en el proyecto no lucrativo Más Mujeres Creativas, supe que era mi media naranja profesional. Me molesta escribir esto, pero en este mundo muchas veces es muy difícil trabajar con mujeres por el background patriarcal (nos enseñan a ser rivales, competencia). En cambio, con ella siempre ha sido muy fácil. 

El marcaje de estrategia, dirección conceptual y el research de insights, con la suma de su fuerte habilidad en coordinación, lleva a hacer match con mi background en New Business, marcas y estrategia de comunicación, aportando ambas nuestras referencias creativas. Las mías más enfocadas a la moda y las tendencias, y la suya publicitarias y sobre todo controlando “a topísimo” la cultura Milenial y Gen Z. En esto último también hemos hecho match con nuestro interés en la escena urbana y teniendo Teen Fever.

 

 

Barna, Madrid y Valencia son los tres ejes de vuestra vida. ¿Notáis la influencia de las ciudades donde habéis vivido en vuestro trabajo creativo? 

Mireia: Totalmente. Somos dos culos inquietos y, además de movernos por estas ciudades, también nos hemos movido fuera de España. Pero centrándome en estas tres: puedo afirmar que somos lo que somos gracias a conocer su esencia en profundidad y haber absorbido todo lo bueno de cada una de ellas. Madrid es business, Barcelona es creatividad y València es pureza. Y la suma de esos tres conceptos es el equilibrio perfecto.

 

 

¿Cuál es la última campaña que os gustaría que todo el mundo conociera o que destacarías por algún motivo?

Marta: Ahora que vuelvo a conectar con el sector publicitario, veo que vuelve a estar en un punto muy interesante de la historia; acercándose al consumidor final y colocándolo en el centro con cobrandings y estrategias con propósito. Precisamente, en el curso tuvimos el placer de conocer el desarrollo de la campaña referente en i+D Street it all para Zalando que hizo Ogilvy Madrid. Otro de los casos que aproximan la marca a la cultura popular –en este caso el arte del aute cuture– es para mí el último desfile de Balenciaga protagonizado por Los Simpsons.

 

 

Mireia: Podría destacar unas cuantas y por diferentes motivos. Por un lado, no puedo seguir hablando sin nombrar a Ibai. Si ha roto las fronteras con el periodismo, también lo ha hecho en la manera de concebir el concepto ‘campaña’; puede anunciar una nueva acción en un directo para después estirar el chicle en sus diferentes canales.

Tampoco puedo dejar de lado un fenómeno que me parece fascinante y son las campañas contra injusticias sociales de lxs Armys, como cuando boicotearon el primer acto de campaña de Donald Trump en 2020.

También me viene a la mente la atracción de feria de Dellafuente para anunciar nuevo disco o el show que han montado Nathy Peluso y C. Tangana para anunciar su primera colabo. Y si me pongo un poco purista, todas las campañas alrededor del territorio de lo viejo de Adolfo Dominguez han demostrado que puede trabajarse una marca desde la coherencia y la consistencia, por mucho que pasen los años.

 

 

¿Un/a referente profesional?

Marta: Debo decir que soy más de referencias que de referentes. En mi caso, me inspiró y marcó una jefa que tuve hace unos años cuando comenzaba mi carrera profesional y que siempre me dijo que era su ‘mini-yo’. Hablo de Aida Cabrera, actual Marketing Director de Etnia Barcelona. Además, Berta Segura y Beatriz Arce son otras de mis actuales referentes en la industria.

Y como soy muy de podcasts, muchas veces necesito escuchar en alto mi realidad identificándome con las palabras de Andrea Gumes y Anna Pacheco en Ciberlocutorio.

 

Mireia: Me pasa lo mismo que a Marta. Pero admiro a muchísimas personas de la industria creativa y me descubro sonriendo a una pantalla cuando leo sus logros. Si apuesto por nuestra generación, tengo que citar a Inés Hernand o Carolina Iglesias. Últimamente estoy obsesionada con el trabajo de Es Devlin y considero que hay que seguirle la pista a Julia Ducournau o Elisa Victoria. Me maravilla el cerebrito de Isa Calderón y todas las mañanas necesito mi buena dosis de Àngels Barceló.

 

Fotografía: Anne Banaan, Santiago Gómez