Logo

Lil Nas X: nacimiento y ascenso de una estrella

Publicado por el 16/09/2021 en ArtículosMúsica

 

Imagina que compras una base en BeatStars por 30$, te grabas un tema, lo subes a SoundCloud y le das algo de promo por redes sociales. Hasta ahí todo normal. El día a día de cualquier creador. Ahora imagina que cuatro meses después Billy Ray Cyrus graba contigo el remix de esa canción. Eres Lil Nas X, es 2019 y acabas de convertirte en una súper estrella. 

 

 

El nacimiento de una estrella 

Montero Lamar Hill a.k.a. Lil Nas X no es más que la persona correcta en el momento correcto. Analizando su relación con las redes sociales -en especial con Twitter- parece que creció preparándose para el momento en que su vida diera el boom

Cuando grabó Old Town Road’, lo primero que hizo fue presentarlo al mundo a través de tweets, memes y hasta publicaciones en Reddit. Con ello ya ganó que cualquier pequeña búsqueda al respecto llevara a su canción. Además, gracias al destino-llámalo-como-quieras, Nas coincidió en el tiempo con el auge de Tik Tok, la aplicación #1 para viralizar cualquier tipo de contenido, sobre todo si hablamos de bailes y canciones. Montero subió el tema a esta plataforma junto al hashtag #YeehawChallenge con una coreografía country que no tardó en ser imitada por miles de usuarios. El reto al que el cantante se sumó se había popularizado a raíz de un vídeo de un niño cowboy cantando en un centro comercial de EEUU. Una vez más *la magia de internet*.

 

 

Nas no era consciente de dónde había llegado su insistencia hasta que en Marzo de 2019 (solo 3 meses después de crear OTR), su canción entra en el top Hot Country Songs de Billboard. Allí consiguió alcanzar el puesto 19 hasta que fue descalificada de la lista por no cumplir con todos los requisitos de lo que se entiende por canción country.

Esta exclusión generó bastante controversia; no solo removió a una parte de los puritanos de este estilo musical, generando un debate sobre si hay que modernizar los criterios a la hora de encasillar una canción de este género. Además, originó otro que aún hoy sigue sobre la mesa y sobre el que muchos artistas negros llevan quejándose años: ¿por qué su música siempre es etiquetada como R&B o trap/rap cuando CLARAMENTE encajan en muchos otros géneros?

La disputa sobre si ‘Old Town Road’ era o no una canción country quedaría medianamente zanjada solo un mes después, cuando Billy Ray Cyrus decide acallar toda la polémica participando en el remix. Con la colaboración de una de las estrellas del género más conocidas en EEUU, ya era imposible que la canción no fuera reconocida como tal. La unión de los artistas fue posible gracias a un contacto entre ambos a través de Columbia Records, sello por el que Nas acababa de firmar.

 

 

El remix fue un éxito que consiguió colocar la canción en el número uno del Hot 100 Billboard durante 17 semanas, además de ser premiada con 14 discos de platino. 

Durante ese tiempo de éxitos, Lil Nas X siempre trató de no quedarse en el cajón de las estrellas de un solo hit. Todo fueron subidas y apariciones en eventos de todo tipo, como galas de premios, conciertos de artistas reconocidos y hasta se presentó en una escuela de primaria para dar un pequeño show. Siempre presentando performance frescas con grandes números musicales.

 

 

Su primer álbum

En junio de ese mismo año lanzaría su primer EP, titulado ‘7’, que supondría su presentación oficial (aún más) al público y una forma de reafirmarse como estrella y no como el producto de un sello musical. A pesar de no ser muy aclamado por la crítica, no se trata de un mal primer disco, y Nas dejó un par de temas que aún hoy resuenan, como Panini y Rodeo

Con estos dos hits ya iba dejando claro que estaba en la industria para quedarse. Aunque todavía no habíamos visto ni una mínima parte de lo que realmente es el fenómeno Lil Nas X. Creemos que debe de ser algo grande, porque si no es impensable que un sello como Columbia

Records, con artistas como Beyoncé, Adele o Tyler The Creator a las espaldas, decida apostarlo todo a un caballo ganador y dejarse presupuestos tan altos para crear videoclips como los de Nas, con un equipo técnico detrás propio de grandes producciones.

 

 

El mismo mes que Nas debutaba con su EP, decidió anunciar su homosexualidad haciendo alusión a una canción del mismo álbum: ‘’algunos lo sabíais ya, a otros ni os importa y otros no vais a querer saber nada más de mí. (…) Pero antes de que este mes se acabe (junio, el mes del Orgullo), quiero que escuchéis detenidamente ‘C7osure’ ‘’

 

 

Una canción que no llamó mucho la atención en el disco, pero la cual es una declaración de intenciones en toda regla (‘True say, I want and I need to let go // Use my time to be free’’). La noticia llegó por sorpresa a gran parte de su público, aunque, según Nas, pensaba que todo el mundo lo sabía.

 

 

 

Montero (Call Me By Your Name): Cultural Reset

Después de la resaca post-álbum y de vivir el resto del año de lo trabajado, llegó el C*vid. Un palo para muchos artistas como Lil Nas X que acababan de nacer para la industria musical y veían como su sueño se apagaba de la noche a la mañana por la cancelación de conciertos y el confinamiento. 

Nas empleó todos sus esfuerzos en la creación de un nuevo álbum que empezaría a ver la luz en noviembre de 2020 con la publicación de ‘Holiday’, de nuevo una apuesta por un look futurista, con un estilo musical y estético marcado y una gran producción audiovisual detrás.

 

 

Después de eso llegaría la joya de la corona: ‘Montero (Call me by your name)’. La canción que ha establecido las bases de lo que es Lil Nas X. Con ella se ha abierto y mostrado a su público tal y como es, tal y como quiere que se le conozca. 

La letra trata una relación tóxica entre una persona que vive encerrada en sí mismo, bajo una adicción a las drogas, la fiesta y el sexo, y sobre la otra persona que a pesar de conocer todo esto quiere ayudarle y está perdidamente enamorado de él (‘’I wanna sell what your buying’’). La dirección del video también fue algo arriesgada, ya que en él mezcla la estética queer y referencias a su sexualidad, con alusiones visuales a la Biblia.

 

 

El videoclip es una reinterpretación de la historia del ángel caído: primero desde el paraíso, donde es tentado por la serpiente de Adán y Eva a pecar, hasta el juicio y posterior bajada al infierno (haciendo pole dance), donde se encuentra cara a cara con el mismísimo demonio y le seduce para matarlo y convertirse en él.

 

 

Como se puede deducir con este pequeño resumen, el vídeo y la canción fueron objeto de una gran polémica, que lejos de ser apagada por Nas, este la aprovechó para seguir en boca de todos. 

 

Art by Filip Custic

 

Una carrera envuelta en polémica

Su historial como artista ha ido siempre atado a la polémica y la crítica. Primero por su no-denominación como artista country, seguido de sus declaraciones donde decía abiertamente que era gay (sí, esto trajo su aquel en 2019). Con el nuevo álbum no podía ser menos y quizás ahora es cuando ha recibido las críticas más sonadas y salvajes, además de las más localizadas. 

Ahora que está de moda etiquetar todo, en unos Estados Unidos que, como el resto del mundo, están más polarizados que nunca, es ese lado más conservador el que ha dedicado más tiempo a decirle a Nas lo qué estaba o no bien en su carrera y cuánto ofendía a Dios®. El cantante siempre ha respondido desde el sarcasmo y ha decidido no entrar en discusiones de carácter más serio con todo el que le ha escrito. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MONTERO (@lilnasx)

 

También puso a la venta una colaboración extraoficial con Nike de unas zapatillas ‘satánicas’, con detalles como un pentagrama invertido y gotas de la propia sangre del artista en la cámara de aire. Esto último fue lo que más revuelo causó, además de la denuncia por parte de la marca por vender un producto bajo su nombre sin ningún tipo de convenio entre ambos.

 

El caso es que no hay cosa que Nas haga que no genere polémica y eso le gusta. De hecho lo aprovecha para hacer campaña del propio personaje que ha creado y de su música. Su última canción, ‘Industry Baby’ se estrenó con parte de su público en vilo por un supuesto juicio contra Nike, en el que parecía que podía salir culpable por apropiación indebida de la marca. Finalmente todo fue parte de una campaña para promocionar el nuevo tema con el cual critica lo mismo de lo que él se alimenta: sus haters y las ganas que tiene una parte de la industria de verle caer. 

 

 

Además de eso, la última sonada ha sido llevar un maquillaje FX y hacerse una sesión de fotos como si estuviera embarazado. No hace falta que diga qué pasó nada más publicar las

imágenes en su Instagram. Pero le gusta. Es obvio que le gusta la polémica y generar debates y discusiones, y a eso le debe el ser uno de los artistas más comentados del año.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MONTERO (@lilnasx)

 

¿Qué esperar del nuevo álbum “MONTERO”?

Parece que 2021 va a ser el año de Lil Nas X (si no lo fue ya 2019). Empezando por el lanzamiento de su nuevo disco, el próximo 17 de septiembre. Un álbum de lo más esperado por todo el hype que ha creado con los singles ya publicados y con las colaboraciones anunciadas, entre las que se encuentran Doja Cat, Elton John y la hija de su padrino musical: Miley Cyrus. 

 

 

Podemos asegurar que se va a tratar de un álbum más personal y maduro en cuanto al sentimiento de las letras, sin dejar a un lado esa parte algo arriesgada y provocadora en sus actuaciones y sobre todo en los videoclips. Las expectativas están muy altas y no es para menos. 

De momento, aunque quedan pocos días y estamos realmente impacientes, podemos calmar las ganas escuchando las canciones ya estrenadas y viendo sus últimas apariciones en los VMA’s (premiado con Video of the Year por ‘Montero’) y en la Met Gala.

 

 

Si es un producto o no, eso lo dirá el tiempo. La cuestión es que Lil Nas X es el hombre del presente, está en boca de todos y no parece que esto vaya a cambiar en un tiempo.

 

Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso