Logo

¿Y ahora qué compro?

Publicado por el 15/04/2020 en Artículos

“I would definitely say it’s going to die”. Esa fue la tajante respuesta de Virgil Abloh a Dazed Magazine cuando le preguntaron a finales de 2019 hacia dónde iba el streetwear en los próximos años. Una respuesta premonitoria que ni el propio Abloh creería que se fuese a cumplir tan rápido.

Normalmente, una declaración tan absoluta no es tomada completamente en serio, aunque venga de unos de los gurús actuales de la moda. Sin embargo, la pandemia mundial del COVID-19 ha sido un factor determinante e inesperado que, seguramente, acabe dando la razón a Abloh.

El streetwear es un sector saturado de productos y lanzamientos semanales, por no decir diarios. Este virus ha frenado ese aluvión de oferta constante y ha permitido al lado de la demanda tomarse un respiro. Este frenazo ha dejado a los compradores con más tiempo para reflexionar y cuestionar su consumo.

En primer lugar, no poder salir de casa deja en evidencia la cantidad de ropa que se tiene. Volviendo a la entrevista de Abloh, él mismo ya planteaba la pregunta sobre cuántas más camisetas, sudaderas y zapatillas podemos llegar a tener.

Después, otro factor a destacar es el impacto económico. La pérdida de trabajo y de ingresos de consumidores no permite seguir alimentando una industria que vive del constante cambio. En términos económicos, los precios de reventa de muchos productos también serán cuestionados y el valor real de unas zapatillas o una sudadera volverá a ser el de hace años.

Por otro lado, y en relación con la caída de la reventa, lo que se conoce como el hype también disminuirá, forzando a los compradores a desarrollar un gusto y estilo personal más propio. En este sentido, muchas marcas de streetwear sin una estéticamente propiamente definida más allá de ‘lo que está de moda’ sufrirán. La ropa vintage podrá alcanzar una mayor demanda por su originalidad y precio (en la mayoría de las ocasiones).

Este apunte también lo hizo Virgil en su entrevista, señalando estas prendas antiguas y de segunda mano como forma de expresar conocimiento y estilo personal. Así que ahora reflexiona sobre lo que verdaderamente te gusta y, si buscas algo único, lo más seguro es que lo encuentres en tiendas vintage o sea de marcas y comercios locales.

Sé el primero en comentar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

"Yo no busco, yo encuentro"

Pablo Picasso